Afronta Coahuila riesgo de quiebra por exceso de deuda

El endeudamiento es irresponsable tanto por el tamaño como por el destino de la deuda, alertan estudios
Al calificar por primera vez el nivel de deuda de gobiernos estatales, la Secretaría de Hacienda emitió una alerta por Coahuila, lo que significa que ya no podrá endeudarse hasta reestructurar sus finanzas.

El Estado, el único con nivel elevado en el País, tiene una deuda vigente y obligaciones que suman 37 mil 47.8 millones de pesos en 2016 y representó 205 por ciento de su ingreso disponible.

La definición de “estado insolvente” se da, de acuerdo con los estándares y parámetros del nuevo sistema de alertas recientemente puesto en marcha para monitorear los niveles de endeudamiento de los gobiernos locales.

Al cierre del primer semestre de 2017, ésta se ubicó como “la única entidad federativa que presenta un nivel de endeudamiento elevado, de acuerdo con el Sistema de Alertas”, refiere el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas, de la Cámara de Diputados.

El Sistema de Alertas es operado directamente por SHCP, y sirve para evaluar tanto los financiamientos como la capacidad de pago que tienen no sólo las entidades federativas, sino también los municipios.

Y es en esta evaluación en la cual Coahuila reprobó el indicador sobre deuda pública y las obligaciones de ingresos de libre disposición. Su crisis financiera se inició en el sexenio de Humberto Moreira.

Coahuila no podrá contratar ningún financiamiento adicional en ausencia de un convenio de ajuste en sus finanzas públicas, se desprende del análisis del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas

Sin embargo, la calificadora Fitch consideró que con el incremento de los ingresos de libre disposición (ILD) de 2017 y la amortización de la deuda del mismo año, Coahuila podría pasar a un endeudamiento en observación en el Sistema de Alertas 2018, con lo que podrá contratar deuda nuevamente en 2019 por hasta 5 por ciento de sus ILD.

A nivel nacional, se observó que mientras el endeudamiento creció de manera acelerada en los últimos 16 años, los ingresos disponibles no corrieron con la misma suerte.

En el primer trimestre de 2017, -la deuda promedio de los estados- respecto a los ingresos de libre uso representó el 80 por ciento.

No obstante, los alarmantes porcentajes de deuda respecto a participaciones federales que presentan Chihuahua (219 %), Coahuila (211 %), Quintana Roo (204 %) y Nuevo León (182 %), estuvieron muy por arriba de la media.

Según la nueva Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios (ldfefm), los estados en alerta roja, como Coahuila, estarán impedidos de suscribir deuda adicional, lo cual esperan sea acatado por el Congreso estatal.

Analistas recordaron que, salvo 2010, cuando la inversión creció desproporcionadamente con 22.7 mil millones de pesos en comparación a 2009 con 8 mil millones de pesos, el gasto en inversión en Coahuila prácticamente se ha mantenido estancado.

Para 2015, la inversión pública observada fue menor que la registrada en 1998. En 2016, la inversión pública continuó estando muy por abajo del gasto en servicios personales; tendencia que continúa en la actualidad.

Además de Coahuila, el Sistema de Alertas de las Entidades Federativas, agrega que otros 10 estados están en crisis por deudas.

Se trata de Baja California, Chihuahua, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Quintana Roo, Sonora, Veracruz y Zacatecas.

El colapso financiero de las entidades federativas debería preocupar a las autoridades hacendarias, pues si llega a peores niveles será muy difícil resolverlo sin recurrir al rescate con dinero federal.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *